Untitled Document

 

Untitled Document



.....................................

.....................................

.....................................
.....................................


 Bibliografía - Libro Dictámenes sobre Casos de Discriminación

DICTÁMENES SOBRE CASOS DE DISCRIMINACIÓN - De Susana Torres

Instituto Nacional Contra la Discriminación  INADI

Editado por SOS Discriminación Internacional 2002

Prólogo

Como consecuencia feliz de un acto de discriminación atroz que padecí en el año 1999, recalé en calidad formal de funcionaria adscripta y esencial de refugiada, en el INSTITUTO NACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN LA XENOFOBIA Y EL RACISMO - INADI -.

Al asumir funciones como Asesora Letrada en el INADI, tuve una sustanciosa charla previa con quien era su Presidente el señor Víctor RAMOS, quien me explicó extensamente las dificultades que el tema ofrecía, dentro de las cuales parecía ser la mayor, el procedimiento y dictamen legal de los casos denunciados. Llegaban a dictamen los casos que no hallaban solución en la mediación de buenos oficios encarada por el instituto.

La idea fuerza que Víctor RAMOS imponía en la conducción del INADI era la solución social y cultural del caso más que la represión sancionatoria. Dentro de esa tónica ideó como elemento de reparación moral para el ofendido y edificación cultural de la sociedad, el pedido de disculpas públicas del ofensor, lo que se propalaba por los medios de prensa.

Entendía Ramos que la mejor prevención contra la discriminación era la instalación del tema en el debate público, por lo cual además de utilizar los medios de comunicación, acudía al dictado de conferencias, clases públicas y elaboración de programas educativos.

Pero había casos imposibles de conciliar entre las partes y entonces era necesario dictaminar jurídicamente pues el denunciante acude al INADI para que le ofrezca una solución real y ahí se chocaba con la imposibilidad de la prueba.

La prueba de la discriminación, decía Ramos, es decididamente diabólica. Quien discrimina, me decía, se cuida muy bien de los testigos, de no hacerlo por escrito y de que ni siquiera se oiga su voz: el discriminador hace todo lo posible por llevar a la víctima a un escenario de soledad donde el brocardo "su palabra contra la mía" le garantice impunidad. Incluso Ramos había advertido que cuando se trataba de una discriminación institucional por escrito, por ejemplo en normas reglamentarias, ésta también estaba disfrazada. Señalaba también que los testigos no querían testificar por temor a represalias o a acciones legales en su contra si los hechos no podían acreditarse. Notaba también que la interpretación que se hacía de la ley de creación del INADI lo dejaba prácticamente sin misiones y funciones. Ello así porque la letra de la ley no autoriza al INADI a imponer sanciones ni a ejercer por sí acciones judiciales contra los discriminadores.

Por todo ello consideraba que el mayor escollo que tenía como autoridad de aplicación de la ley antidiscriminatoria éramos los propios abogados que le exigíamos ceñirse a formalidades legales y procesales que en oportunidades no permitían una solución justa.

El verdadero problema estaba entonces en los casos que no se "arreglaban" entre las partes y se debían dictaminar la mayoría de las veces sin pruebas en el sentido estricto del término.

El propio Ramos había encontrado un camino para superar estos escollos basándose en el espíritu de la ley y las funciones de difusión de comportamientos antidiscriminatorios que el INADI debe cumplir y había comenzado a intimar a los denunciados el cese de los actos discriminatorios e incluso había iniciado acciones judiciales no solamente como patrocinante de denunciantes, cosa expresamente mencionada en la ley, sino como autoridad de aplicación de la ley, cosa que no prevé su letra.

Por mi parte le propuse abandonar la tradicional postura normativista pura (kelseniana) y acudir a la escuela trialista del derecho impulsada en el país por Werner Goldshmith y elaborada posteriormente por Miguel Angel Ciuro Caldani y el Dr. Pedro R. David como integralista. Esta escuela del derecho, realiza el estudio del caso a decidir mediante el análisis de los planos sociológico, es decir el análisis de los hechos que relatan tanto el denunciante como el denunciado, incluyendo la propia percepción del dictaminante, luego de lo cual se realiza el análisis del plano nosrmológico o de la norma a aplicar y finalmente en el plano dikelógico, un juicio de valor acerca de la justicia o injusticia que presentan el caso y la solución propuesta.

A Ramos le entusiasmó la idea y decidimos que mi labor se centrara en la elaboración de dictámenes jurídicos que hicieran mérito de la dificultad probatoria y a la vez fueran creando una jurisprudencia administrativa por temas discriminatorios ya que eran muy numerosas y muy variadas las denuncias que se presentaban.

Comenzamos a explicar en los dictámenes la metodología empleada y los alcances de la competencia del INADI, aclarando que no colectábamos pruebas legales sino que examinábamos elementos de convicción para construir un dictamen técnico fundado en ellas y aún en presunciones.

El método de declinación trialista del caso, imponía la necesidad de analizar la normativa no sólo de la ley antidiscriminatoria sino la que regía la relación que había entre denunciante y denunciado, que por ser tan variada en la casuística, le pedíamos al denunciado que la aportara junto con la prueba. Por ejemplo si la discriminación se produjo en un concurso para cubrir un cargo, pedíamos las normas que regían el concurso, las que regían la profesión de los concursados y todo lo que hacía a esa relación jurídica.

Diseñamos asimismo un tipo de dictamen con una primera parte individualizadora, un segundo capítulo descriptivo de los hechos, luego el análisis de elementos de convicción y finalmente una conclusión aconsejando la conducta a seguir.

A medida que fuimos dictaminando fuimos también diseñando la arquitectura de un procedimiento muy simple pero que garantizara los principios básicos de defensa en juicio y tuviera la finalidad de desalentar las conductas discriminatorias, así como las denuncias infundadas.

En lo que hace al objeto de este trabajo digamos que está relacionado con el Centro Nacional de Denuncias del INADI en tanto se trata de una selección de dictámenes sobre casos denunciados, los cuales si bien fueron elaborados por mí, son el resultado de los análisis y los pareceres e intercambio de opiniones con numerosos integrantes del departamento legal con los que me cupo trabajar.

En tal sentido creo que es de estricta justicia mencionar a la Dra. Mariana R. Basualdo, Dra. Ana Delia Gastón, Dra. Vivian Sonia Pibida, Dra. Silvia Ruiz Larriú, Dr. Julio Vitale, el Dr. Pablo Rotman, y a la Dra. Nora N. Cattáneo.

En mi opinión personal el Centro Nacional de Denuncias es de importancia esencial en la lucha contra la discriminación. Los casos denunciados además de servir de termómetro social, como forma de medir los comportamientos de la sociedad en cuanto a las conductas discriminatorias, sirve para el análisis del caso concreto y la elaboración de políticas generales y, lo más importante, es la respuesta concreta del Estado a la víctima de la discriminación.

Si algún mérito tiene la compilación de estos dictámenes debe estar en que pone en acto el principio liminar de que los derechos humanos no sólo deben ser declamados sino proclamados en la estricta aplicación al caso concreto.

En ese sentido entiendo que pueden constituir un material útil para los dictaminantes del INADI y para los colegas en general ya que desarrollan una jurisprudencia elaborada con cuidado para no caer en desmesuras facilistas y asegurar a la vez el principio de justicia. Dije que los dictámenes fueron elaborados con cuidado pero carecen del lucimiento que podría haber sido enriquecedor de citas doctrinarias y jurisprudenciales, por lo que se somete a la indulgencia del lector que sabrá comprender la premura y la falta de medios con la que se elaboraron, privilegiando la posibilidad de una decisión urgente y oportuna por sobre toda otra consideración.

No obstante el indudable tenor técnico de este trabajo ha de resultar ameno para todo género de lectores, porque cada dictamen describe un caso concreto y absolutamente real que en definitiva refleja el comportamiento social de los argentinos tanto de parte de denunciantes como de los denunciados.

Finalmente cabe destacar que esta compilación no incluye todos los dictámenes del INADI, ni siquiera todos los suscriptos por mí, sino sólo algunos que consideramos de interés especial por la índole del tema o del caso. Si bien los dictámenes así como las actuaciones en los que recayeron son públicos, he omitido toda referencia a los nombres de las personas denunciantes y denunciadas o testigos.

En suma, si este humilde trabajo puede facilitar la comprensión del tema discriminatorio, habrá cumplido su objetivo.

Dra. Susana Elsa Torres
Abogada

 

Untitled Document
sosdiscriminacion@gmail.com I Buenos Aires I Argentina I SOS Discriminación 2007 I Diseño Styledesign