Untitled Document

 

Untitled Document



.....................................

.....................................

.....................................
.....................................


 Bibliografía - Libro Dictámenes sobre Casos de Discriminación

Dictámenes sobre casos de Discriminación - INICIO

Discriminación  por Edad - Ámbito Docente

Llegan para dictaminar estas actuaciones registradas bajo el N°A/2412/99 articuladas por la señora A. M. S. de D. (L.C. xxxx), en las cuales denuncia por discriminación al Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos.

DESCRIPCIÓN DEL CASO

La denunciante se desempeña como maestra de grado de nivel primario en cargo vacante de la Escuela Nº 5 "Coronel Manuel Guarumbá" de Chajarí, Departamento Federación, Provincia de Entre Ríos. A la fecha de este dictamen cuenta diez años ininterrumpidos de antigüedad real y cuatro años más de trabajo anterior.

Estando regida su actividad como maestra por el Estatuto del Docente Entrerriano (fs.2 a 32), denuncia discriminación contra el Consejo General de Educación, por cuanto dicho cuerpo normativo estableció un tope de edad (45 años) para participar en concursos de ingresos y/o ascensos y por lo tanto para acceder a la titularización de su desempeño como suplente.

Presentándose en concurso para acceder a ascenso jerárquico con calidad de titular, el Jurado de Concursos rechazó su inclusión en el Orden de Mérito basándose en que la causante excedía la edad reglamentada por el Art. 10º de la Resolución Consejo General de Educación Nº862/90 y Nº1065/94 reglamentaria Estatuto, que fija el tope de 45 o 52 años para intervenir en concursos, según se esté o no en condiciones de acceder a los 52 años a una jubilación ordinaria.

Habiendo la denunciante recurrido la decisión de la Junta de Concursos, consideró prudente aguardar la resolución definitiva en esa vía, la que obra a fs. 34/35

Dicha Resolución rechaza la vía recursiva intentada con el argumento central de que habiendo la recurrente impugnado de inconstitucionalidad por discriminación, el reglamento aludido supra, no estaba ese organismo en condiciones de analizar el reproche constitucional.

ANÁLISIS

Asiste razón al Consejo General de Educación cuando afirma en la Rs. 1483/00 que corre a fs. 34/35, que carece de competencia para merituar el planteo de inconstitucionalidad.

Ello así porque si bien se trata de un acto propio del órgano, su posibilidad de revisión en sede administrativa, está vedada por su condición de acto de alcance general que produjo efectos en administrados (v.g. el propio Orden de Méritos), por lo cual tampoco resultaba conducente darle participación en estos actuados al Consejo General de Educación, resultando la causa traída a dictamen, suficientemente sustanciada con los considerandos glosados a fs. 34 de los cuales la denunciada no podía apartarse.

Sin embargo, ello no empece a que la reglamentación aludida sea netamente discriminatoria tal como lo ha establecido la constante jurisprudencia administrativa del INADI.

La ley 23.592 en su Art. 1° define a la discriminación como un hacer, hecho o acto que de forma arbitraria impida, obstruya, restrinja o de alguna manera menoscabe el pleno ejercicio de derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional sobre bases igualitarias.

Cabe recordar la diferencia entre hecho y acto establecida en el Código Civil por vía de sus artículos 892 y 944, por la cual hecho jurídico es un acto voluntario lícito susceptible de originar consecuencias jurídicas y acto jurídico es el destinado específicamente a producirlas.

Vale decir que la norma antidiscriminatoria contempla los actos jurídicos discriminatorios, como aquellos documentos, instrumentos o actos administrativos, que consagran la discriminación, por caso la aludida reglamentación del Estatuto del Docente Entrerriano.

Es competencia de este instituto señalar el contenido discriminatorio de hechos y de actos jurídicos, aunque estos últimos fueren normas jurídicas, a fortiori cuando las normas discriminatorias son reglamentaciones efectuadas por la propia autoridad de aplicación como en el sub-exámine.

Por otro lado el Consejo General de Educación añade un argumento de sustancia al afirmar que la edad para acceder a los concursos está sopesada por criterios de orden objetivo, propios de este tipo de regulación atento a que se parte del hecho de la coincidencia con la edad requerida para el acogimiento al beneficio jubilatorio docente con criterio aproximativo.

No explica sin embargo la denunciada qué debe entenderse por "criterio aproximativo", lo que suena a que una persona que a los 45 años que de ninguna manera está en condiciones de jubilarse, quede excluida de la posibilidad de desempeñarse en su profesión en razón exclusivamente de la edad y en esto precisamente consiste la discriminación.

En el caso en examen las condiciones de idoneidad de la denunciante no se han puesto en tela de juicio durante los 14 años de actividad docente, los últimos 10 en forma ininterrumpida y tampoco existe reproche relacionado con la ética ni con ningún aspecto del desempeño docente, por lo que el único obstáculo es la edad.

La discriminación por edad sólo es legalmente posible en los casos en los cuales la idoneidad para el cargo y función, se relaciona con las condiciones de fuerza, salud y destreza física, circunstancias que declinan naturalmente con la mayor edad. Así para enseñar deportes, bailes, montañismos, la edad puede resentir la enseñanza.

Sin embargo irrumpe el singular criterio de considerar "vieja" a una persona de 45 años en los tiempos que corren, donde existe una evidente prolongación del promedio de vida y una más que notable mejora de las condiciones y calidad de la vida.

De tal forma que lo único que aparece viejo y obsoleto en estas actuaciones, es el reglamento que se impone el cual es de naturaleza absurdamente discriminatoria.

Los sistemas jubilatorios nacionales marcan el estándar general al establecer la edad jubilatoria en los 65 años tanto para el hombre como para la mujer, bien que en el caso de la mujer ésta puede "optar" por adelantarla cinco años.

Ante ello parece un verdadero despropósito considerar excedida en edad a una persona para ejercer la docencia nada menos que veinte años antes de la posibilidad estándar de jubilación del resto de los ciudadanos. (Art. Art. 16 C.N.)

CONCLUSIÓN

Es discriminatoria y opuesta a la ley 23.592 la Resolución Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos Nº 862/90 reglamentaria del Estatuto, que fija el tope de 45 años para participar en los concursos para ingresar o tener ascensos en la docencia.

Consecuentemente es discriminatoria la Resolución Nº 1483/00 del mismo órgano, que la excluye del Orden de Mérito de concurso a la denunciante al carecer la decisión cuestionada, de otro sustento que no sea la edad de la concursante.

Por ello se aconseja declarar discriminatoria la reglamentación aludida y otorgar a la denunciante los servicios de patrocinio letrado para la defensa de sus derechos en las esferas correspondientes.

Dra. Susana Elsa Torres
Asesora Letrada

 

Untitled Document
sosdiscriminacion@gmail.com I Buenos Aires I Argentina I SOS Discriminación 2007 I Diseño Styledesign