Prensa

Clarin

Día Internacional de la Mujer: Ellas no entran: aún hoy hay lugares en los que las mujeres no pueden pasar

“Pueden entrar y jugar al tenis y al jockey... Lo único que no pueden hacer es entrar a la sede central y votar”. “Los señores son los que dan de alta y baja a sus mujeres...”. “No pueden ser socias, pero claro que pueden entrar y permanecer...”. Las frases, de socios y dirigentes de algunos de los clubes más aristocráticos de Buenos Aires (el Jockey, el Círculo de Armas, CUBA), son en obligatorio off. No quieren -no pueden- dar información. Los antiguos y estrictos reglamentos internos prohíben ventilar intimidades. El tono de las explicaciones es de sorpresa: no parece haber contradicción en lo que dicen. Y lo que dicen, en definitiva, es que los varones tienen derechos y las mujeres, no.

Mirá también
El mensaje de la jueza Elena Highton sobre el Paro Internacional de la Mujer
-Buenas tardes. Es el Día de la Mujer y estoy haciendo una nota sobre lugares que aún hoy restringen el ingreso de las mujeres. Tengo entendido que en el Círculo de Armas es así.

-Pero qué decís. Si yo te atendí el teléfono y soy mujer.

-Sí, pero usted es la telefonista, ¿o es socia?

-Ya entiendo a dónde vas, y no me parece ni bien ni mal.

-No le estoy pidiendo su opinión, no me gustaría que se quede sin trabajo.

-Yo fui secretaria de Amalita y de muchas otras personas poderosas, estoy acá porque me divierte. Pero mejor hable con el señor Peralta Ramos.

Mirá también
Mañana paran las mujeres: habrá ruidazo,marcha y acto en Plaza de Mayo
A pesar de los llamados y los mails, ninguna autoridad de los diversos clubes responde. Hay que atenerse a la información de los sitios oficiales. En ellos figuran las comisiones directivas, compuestas por infinidad de hombres de apellidos patricios. Son clubes viejos, de más de cien años. Y las tradiciones son difíciles de torcer. Ninguno habla de la cuestión femenina porque no se cuestiona. El Jockey Club fue fundado el 15 de abril de 1882. “Su impulsor más decidido y primer presidente fue el Dr. Carlos Pellegrini, secundado en la empresa por un entusiasta conjunto de caballeros representativos de la actividad política y económica del país”. En la historia de CUBA (fundado en 1918) sólo aclaran que “Quieren que el Club sea solamente para los universitarios, que ésa sea una condición sine qua non para integrarlo”.

El Círculo de Armas se creó como club de esgrima en 1885. Allí el ingreso es incluso más complicado que en los otros, en los que hay que tener recomendaciones y ser aprobado, acá, además, se mantiene el sistema de bolilla negra.

Mirá también
Detienen a seis militantes feministas acusadas por "hacer pintadas" del paro de mujeres
“Las mujeres pueden entrar siempre y cuando lo hagan con un señor que sea el socio. Ellas pueden ser ‘vigentes’ pero no pueden asociarse -explica alguien del Jockey Club-. En la sede de San Isidro pueden permanecer, pero en la sede social de Recoleta hay lugares a los que no pueden entrar”.

-¿Cuáles?

-“Eso no te lo puedo decir”.

Finalmente lo dice un socio: “En la sede de Alvear las mujeres pueden entrar al comedor, pero nada más. No pueden hacer actividades allí, porque son todas de hombres”. Son: boxeo, squash, ir a los saunas o a los baños turcos.

Mirá también
¿Qué se conmemora el Día de la Mujer?
Contesta alguien del Círculo de Armas: “No podemos hablar del reglamento interno, es algo que no podemos ventilar, es un tema de socios”.

En CUBA responde alguien con tono más amable: “Las mujeres están completamente incorporadas a la vida social y deportiva del club”.

-¿Pueden ser socias?

-No todavía. Pero vamos a continuar con los procesos necesarios para que la incorporación sea plena. Vamos en camino a eso.

-¿A la sede social de la calle Viamonte también pueden entrar?

-Bueno, es la sede más antigua. Allí sólo pueden ingresar al comedor. No pueden usar la pileta ni hacer ningún deporte.

Mirá también
#YoParo: mujeres en protesta contra la desigualdad económica
Lo mismo que en el Jockey. “Nosotros vamos a San Isidro. Ahí mi mujer va y puede hacer cualquier actividad. Igual que mis hijas, que juegan al hockey”, explica un socio.

-Tus hijos varones de grandes serán socios y tus hijas, no... ¿No te hace ruido que las mujeres no puedan ser socias?

-No, porque pueden hacer de todo menos votar. Lo que sí es verdad es que si hubiera socias mujeres el club sería más barato.


Comentarios

Producciones audiovisuales destacadas

Relatos de la Sombra

Surge de los testimonios y de la investigación judicial que, aunque probablemente la dictadura no buscaba...

La 21 Barracas

Director: Victor Ramos En la Villa 21 del Barrio Barracas de Capital Federal, dos pandillas se enfrentan...

Los Unos y los Otros

El marco político de la presente obra son los acuerdos estratégicos de integración puestos en marcha...

El Oeste Perdido

“Contra lo que podría suponerse, la explotación del oro, la plata y otros minerales deja a los pueblos...

Villera Soy

Director: Victor Ramos "Villera Soy " de Fraternidad del Sur - Escuela de artes visuales villa 21 Magistral...

Todas esas cosas

En un país tan plagado de prejuicios se realizó este documental que nos muestra historias de vida en...